El abandono físico es una de las consecuencias más notables que sufre una persona con adicción. Ésta deja de cuidar su aspecto físico, su higiene, su alimentación entre otros cuidados. Su salud pasa a segundo plano con tal de poder seguir consumiendo, parece que poco a apoco su aspecto se vuelve irreconocible debido a la enfermedad.

En la recuperación, el cuidado físico es uno de los principales para dar pie al cuidado emocional y familiar. Si tú o alguien que conoces, necesita de apoyo u orientación te invitamos a dar clic en el siguiente link: http://bit.ly/1k3SEXd

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×