El alcohol es considerado por su composición química como un solvente. Sin embargo en cuanto a las repercusiones de su consumo en la familia y sociedad podríamos decir que es el mejor solvente.

Éste disuelve relaciones, familias, amistades, oportunidades laborales y dinero. Disuelve la salud de la persona junto con sus deseos y sueños; sin ayuda disuelve la opción de un futuro mejor. La persona y quienes le rodean se disuelven en la enfermedad de la adicción, aunque en un inicio creyeran que el consumo “disolvía” los problemas. ¿Qué se puede hacer? Informarse y pedir apoyo, muchas familias y personas adictas, hoy son testimonio de recuperación y de esperanza; no todo está perdido siempre existirá la posibilidad de mejorar cualquier situación si se está dispuesto a recibir ayuda. Acércate con nosotros ¡queremos ayudarte!

Linea de atencion permanente 970x90

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×