El hígado produce sustancias en el organismo como la protrombina fundamentales en la función de la coagulación.

Cuando una persona con alcoholismo presenta cirrosis hepática, la sangre tiene dificultades para coagularse y hay sangrados con mayor facilidad, siendo más difícil controlar cualquier tipo de hemorragia. Por lo general los pacientes con cirrosis sangran comúnmente por la nariz o por las encías, al lavarse los dientes, o les aparecen hematomas fácilmente, incluso con pequeños golpes.

Conoce más sobre los efectos del alcohol en el organismo, a través de este link: http://lasadiccionestienensolucion.com/adicciones-2/sintomas-del-alcohol/

Linea de atencion permanente 970x90

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×