“La madre de un alcohólico dijo que había decidido decirle que «no» a su hijo la próxima vez que él le pidiera dinero. Cuando su hijo le hizo la petición, ella se sorprendió de haberle dicho que «sí». Dijo que estaba consciente de que su «ayuda» realmente le causaba daño a él; que el dinero se gastaría en alcohol; que la promesa que ella lo obligó a hacerle de que «no volverá a pasar», no se iba a cumplir; y que ella se iba a sentir muy mal después. A pesar de saber todo eso, siempre le dio el dinero”.

La adicción es una enfermedad familiar en la que, sin ayuda, como el adicto que es incapaz de controlar su consumo, la familia es incapaz de decir que “no”, incapaz de controlar el consumo de su familiar. No pueden controlarlo a pesar de lo mucho que lo intenten, pero sí pueden recibir atención para ellos, conoce algunas herramientas

Linea de atencion permanente 970x90

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×