Aceptar y recibir terapia familiar y/o conyugal, es fundamental en la recuperación de la persona con adicción. En este proceso terapéutico participan el cónyuge, miembros de la familia y toda otra persona clave con el fin de mejorar la comunicación, la resolución de problemas y otros aspectos de la vida familiar.

De esta forma se pueden modificar los hábitos de consumo de alcohol y otras drogas del paciente, siempre apoyando a la familia. http://bit.ly/1k3SEXd

Ya que la adicción es una enfermedad que afecta a todos los integrantes de la familia.

Linea de atencion permanente 970x90

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×