Un error común en la enfermedad de la adicción, es creer que el problema únicamente está en la persona que consume, cuando la dependencia también es una enfermedad familiar en donde los miembros asumen roles y actitudes diferentes como manera de sobrellevar el problema.

Sin embargo, por lo general cada uno de ellos lo sufre de manera diferente. Y esto no únicamente ocurre en las familias con adicción, sino también en aquellas con otros problemas mentales.

 

¿Cómo conviven?

  • Se cambian constantemente las reglas o se mantienen de forma rígida
  • No hay jerarquías, es decir, los padres pueden comportarse como hijos, y los hijos como padres
  • Todos deben ser rescatadores o preocuparse por los demás, menos por ellos mismos

 

¿Cuáles son los roles?

Los siguientes roles pueden variar entre los miembros, combinarse o incluso no estar presentes en todo momento:

  • Persona con adicción o enfermedad: es quien presenta el problema con el consumo de sustancias, crea dificultades en el entorno familiar para que reaccionen todos los miembros de la familia, principalmente al asumir responsabilidades que a él le corresponden
  • Víctima: por lo general, es el papel asumido por la esposa que padece las consecuencias del consumo del esposo, sin embargo, también un hijo puede asumir el rol de víctima y controlar a través de éste la manipulación
  • Héroe familiar: es un hijo que asume responsabilidades de adulto y que por lo general sale al rescate de los demás miembros en momentos de crisis. Se caracteriza por tener éxito en lo que emprende, es muy trabajador, con calificaciones altas, tiene amigos, es deportista, etc.
  • Chivo expiatorio: es la “oveja negra” de la familia, aquel hijo que tiene dificultades escolares y el que junto con la persona con adicción se le culpa de muchos de los problemas familiares, puede asumir una actitud hostil y ser desafiante
  • Niño perdido: es el hijo que ni rescata ni da problemas, generalmente es poco cuidado y puede vivir en gran soledad; es callado, sin amigos y se le dificulta tomar decisiones
  • Mascota: es el miembro de la familia que disminuye la tensión de los problemas a través del sentido del humor y se hace el chistoso para aligerar el ambiente familiar

Lo importante después de identificar el rol que se cumple a nivel familiar es solicitar ayuda especializada para romper los patrones, que fomentan que los otros roles persistan, de esta forma se alivia el dolor y se genera un bienestar en el resto de la familia.

 

ARRTICULO PARA BLOG

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×