Si lo has hecho, probablemente le diste a tu cuerpo una buena dosis de cafeína, un estimulante que también se encuentra en el café.

Si comes o bebes una gran cantidad de ésta, puede que te sientas alterado, nervioso o lleno de energía. Esto debido a que la cafeína, al igual que cualquier otro estimulante, cambia el funcionamiento de tu cerebro.

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados