En la “cruda” no sólo se producen los malestares físicos como náuseas y mareos después de una intoxicación. La “cruda” moral o psicológica es un fenómeno de rebote, es decir después de consumir se agudizan sentimientos como la angustia y tristeza lo que genera la necesidad de volver a beber o consumir. El peligro es que de forma momentánea vuelve a aliviar la angustia, formando así un círculo vicioso. Y desafortunadamente no existe tal cosa como “curarse” la cruda moral; es importante que no ignores estos sentimientos e identifiques la causa real. Pide ayuda ¡no estás solo! http://lasadiccionestienensolucion.com/te-ayudamos/

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×