El anonimato dentro de los grupos de ayuda mutua, implica cuidar y respetar la información que los miembros comparten dentro de las reuniones. Sin embargo hay un aspecto espiritual en el anonimato.

El anonimato, promueve la humildad y ayuda a mantener el énfasis en principios que pueden ayudar a resolver problemas personales, más que en las situaciones personales que son parte del problema. Ni la condición social, ni el prestigio profesional, ni el nivel de educación de nadie son aspectos importantes en una reunión.

La confidencialidad asegura también que los miembros puedan hablar con confianza, porque todo lo que se diga en la reunión se queda en la reunión.

Linea de atencion permanente 970x90

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×