La salud mental depende de factores biológicos, psicológicos, ambientales y sociales (por ejemplo, problemas familiares, laborales, escolares). La adicción (o trastorno por uso de sustancias y/o dependencia), la ansiedad, la demencia, la depresión, la epilepsia, la esquizofrenia, los trastornos de alimentación, del afecto, de estrés, del desarrollo, de personalidad, entre otras, son enfermedades mentales que en nuestro país son prevenidas, canalizadas, atendidas, tratadas y rehabilitadas como parte de la atención integral de las necesidades humanas básicas de los mexicanos aún con grandes retos en cada una de sus áreas. Entre las enfermedades médicas que generan trastornos mentales se encuetran los padecimientos cardiopáticos, endocrinológicos, inmunológicos y neurológicos, principalmente.

La Organización Mundial de la Salud, del cual México forma parte, define que la salud mental es el estado de completo “bienestar que una persona experimenta como resultado de su buen funcionamiento en los aspectos cognoscitivos, afectivos y conductuales, y, en última instancia el despliegue óptimo de sus potencialidades individuales para la convivencia, el trabajo y la recreación”. De acuerdo a María Elena Medina Mora y colegas (2003) el 12% de la población mexicana, entre 18 y 65 años, padece de un problema de salud mental, o bien, uno de cada cinco individuos presenta al menos un trastorno mental en un momento de su vida. Los trastornos de ansiedad son los más prevalentes y los más crónicos, los trastornos individuales más comunes son la depresión mayor, la fobia específica, la dependencia al alcohol y la fobia social (8). Medina Mora agrega que solamente uno de cada 10 sujetos con un trastorno mental recibe atención, sólo uno de cada cinco con dos o más trastornos reciben atención, y sólo uno de cada 10 con tres o más trastornos obtienen atención (9).

 

Referencias

(1), (2) y (4) Boundless. “Neuroplasticity.” Boundless Psychology. Boundless, 26 May. 2016. Disponible en: https://www.boundless.com/psychology/textbooks/boundless-psychology-textbook/biological-foundations-of-psychology-3/structure-and-function-of-the-brain-35/neuroplasticity-155-12690/

 

(3) Gogtay, N. et al. (2004) Dynamic mapping of human cortical development during childhood through early adulthood, Proceedings of the National Academy of Sciences, 101:8174-8179. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC419576/

 

(5) y (7) Belmonte, C. (2014) Desenmarañando el cerebro. Los caminos de las neurociencias. España: Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Disponible en: http://www.rae.es/sites/default/files/Conferencia_inaugural_Carlos_Belmonte._Apertura_curso_Reales_Academias._161014.pdf

 

(6) Hernández, A. (2013). Iniciativa cerebro: revelan más detalles del gran proyecto Barack Obama en Sophimania, Perú. Disponible en: http://www.sophimania.pe/ciencia/medicina-salud-y-alimentos/iniciativa-cerebro-revelan-mas-detalles-del-gran-proyecto-barack-obama/

 

(8) y (9) Medina-Mora, ME., Borges G., Lara Muñoz C., Benjet, C., Blanco Jaimes J., Fleiz

Bautista C., et al. (2003) Prevalencia de trastornos mentales y uso de servicios: Resultados de la encuesta nacional de epidemiología psiquiátrica en México. Salud

Mental;26(4):1-16. Disponible en: http://www.uade.inpsiquiatria.edu.mx/Articulos%20Jorge/2003/Prevalencia%20de%20trast.%20ment.%20y%20uso%20de%20serv.2003.pdf

 

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×