Hay fármacos que inhiben la recaptación de serotonina y sirven para el tratamiento de la depresión, hay otros para el tratamiento de la obesidad, o de los trastornos de ansiedad o del trastorno obsesivo-compulsivo. Las drogas alucinógenas, como el LSD, interactúan con la transmisión serotoninérgica. El MDM, como el éxtasis, tiene efectos excitatorios, produce alucinaciones y puede dañar las neuronas serotoninérgicas. Las “tachas”, o metanfetaminas, aumentan las concentraciones de serotonina.

 

Referencias

(1) Purves, D., Augustine, G., Fitzpatrick, D., Hall, W., LaMantia, A., y White, L. (2011) “Cap. 5 Synaptic Transmission y Cap. 6 Neurotransmitters and their receptors” pp. 93-163 en Neuroscience, USA: Sinauer Associates

(2) (3) (7) Carlson, N. (2005). “Cap. 4 Psicofarmacología y Cap. 18 Drogadicción” En Fisiología de la conducta, México: Pearson Addison Wesley (pp. 107-142 y pp. 635-667)

(4) (5) Boundless. “Serotonin” Boundless Psychology. Boundless, 26 May. 2016. Disponible en: https:// https://www.boundless.com/search/?q=serotonin y en https://www.boundless.com/physiology/textbooks/boundless-anatomy-and-physiology-textbook/overview-of-the-nervous-system-11/neurophysiology-113/types-of-neurotransmitters-by-function-619-3349/

(6) Morris, (2009) “Cap. 2 Bases biológicas de la conducta” En Psicología, México: Pearson Educación

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×