Menciona Carlson que hay sustancias químicas que pueden alterar las funciones del sistema nervioso y modificar el comportamiento. Las enormes cantidades de sustancias químicas ajenas al cuerpo humano que pueden interactuar con la química cerebral son estudiadas por la Psicofarmacología, cuyo objetivo es analizar cómo afectan fisiológicamente tales compuestos al organismo. La Psicofarmacología examina en cómo influyen: cuánto se ingiere, inyecta, aplica, etc., las dosis, cuál es su vía de administración, cómo se absorben, cada cuándo se administran, cómo circulan en el organismo y en qué lugar actúan. Los fármacos, las drogas, las medicinas, las sustancias “pueden administrarse para buscar un efecto y pueden producir efectos tóxicos, (su) administración repetida puede causar tolerancia e inducir síntomas de abstinencia o sensibilización. La tolerancia puede originarse por una disminución de la afinidad de un fármaco por sus receptores y puede desarrollarse o no tolerancia a algunos efectos de un fármaco. (…) La mayoría de los fármacos que afectan el sistema nervioso lo hacen modificando la transmisión sináptica” (4).

La acción de las sustancias que abordaremos en este blog son sólo una pequeña pate de la compleja comunicación cerebral, cuando tales sustancias entran en contacto con el cuerpo provocan efectos muy complejos en muchas regiones diferentes del cerebro, a menudo interactúan con muchos tipos distintos de neurotransmisores y pueden unirse con una diversidad de tipos de receptores en una complejidad de diferentes lugares.

 

Referencias

(1) (2) Cruz, S., (2006) El cerebro y el consumo de drogas. México: Cinvestav abril-junio. Disponible en: http://www.cinvestav.mx/Portals/0/SiteDocs/Sec_Difusion/Revista

Cinvestav/abril-junio2006/cerebro.pdf

(3) Purves, D., Augustine, G., Fitzpatrick, D., Hall, W., LaMantia, A., y White, L. (2011) “Cap. 5 Synaptic Transmission y Cap. 6 Neurotransmitters and their receptors” pp. 93-163 en Neuroscience, USA: Sinauer Associates

(4) Carlson, N. (2005). “Cap. 4 Psicofarmacología y Cap. 18 Drogadicción” En Fisiología de la conducta, México: Pearson Addison Wesley (pp. 107-142 y pp. 635-667)

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×