El cerebro controla movimientos conscientes o voluntarios gracias al procesamiento de la información que recibe de nuestros sentidos. El cerebro es el responsable de nuestra forma de hablar, de nuestras emociones, de la inteligencia y de la memoria.

¿Qué es la médula espinal?

La médula espinal también es parte del encéfalo. El tejido encefálico está compuesto de millones de neuronas y es el que se conoce como materia gris y como materia blanca. El tejido o fibra nerviosa de la médula espinal está conectado con el encéfalo en el tallo cerebral o tronco encefálico (3).

 

¿Qué hace el tallo cerebral?

El tallo cerebral se encarga de regular funciones vitales como la respiración, la circulación y presión de la sangre, el latido del corazón, los ciclos de sueño y vigilia, y algunas acciones como la deglución y el vómito. Sus partes principales son de arriba a abajo el mesencéfalo, la protuberancia anular el bulbo raquídeo y al final se convierte en la médula espinal. Atrás del tallo cerebral se encuentra el cerebelo que se encarga de coordinar movimientos y coordinar la motricidad fina y el equilibrio (4).

 

¿El tronco encefálico nada más controla los músculos?

Controla los músculos involuntarios, son los que están involucrados en las funciones automáticas del corazón, del estómago, de los pulmones. El mesencéfalo se encarga de clasificar y reenviar los mensajes entre el encéfalo y la médula espinal. La protuberancia anular transmite mensajes y el bulbo regula funciones vitales (5).

 

Puntos clave

El tallo cerebral, anatómicamente, o tronco encefálico, es la parte posterior del cerebro y, estructuralmente, es el inicio de la médula espinal.

El tronco encefálico regula funciones cardíacas, respiratorias, de vigilia y sueño.

La protuberancia anular contiene núcleos encargados de regular el sueño, la respiración, la deglución el control de la vejiga, la audición, el equilibrio, el gusto, el movimiento de los ojos, la expresiones faciales, la sensación facial y la postura.

El mesencéfalo está involucrado en la visión, la audición, el control motor, en el ciclo de sueño y vigilia, en el estado de alerta y en la regulación de la temperatura.

La médula espinal regula los funciones involuntarias del sistema cardiaco, respiratorio, algunos digestivos como la deglución y los centros vasomotores (5).

 

Trastornos del tallo cerebral

Las enfermedades del tallo cerebral pueden originar alteraciones visuales, auditivas, sensibles, debilidad muscular, vértigo, problemas de coordinación, deglución y dificultades o cambios en la voz (6).

 

Referencias

(1) (3) (4) (5) y (6)Winston, S, Parker, S. (2007). Cuerpo Humano. Una guía ilustrada de sus Estructuras, Funciones y Transtornos. (adap. Smitn. T., The human body, 1ª. ed. 1995). Londres: Dorling Kindersley Ltd.

 

(2) Boundless. “Functiones of the Brain Stem” Boundless Psychology. Boundless, 26 May. 2016. Disponible en: https://www.boundless.com/physiology/textbooks/boundless-anatomy-and-physiology-textbook/central-nervous-system-12/the-brain-stem-117/functions-of-the-brain-stem-637-6728/

 

(7) Dekker, A. (1999) What are the effects of alcohol ón the brain? Scientific American, Disponible en: http://www.scientificamerican.com/article/what-are-the-effects-of-a/

 

(8) Alcohol Alert (2004). EU: National Institute ón Alcohol Abuse and Alcoholism. Disponible en: http://pubs.niaaa.nih.gov/publications/aa63/aa63.htm

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×