Schwebel afirma que:

Los niños con una autoestima elevada probablemente no usen drogas ni desarrollen patrones de relaciones adictivas por los siguientes motivos:

• Respetan sus cuerpos y no desean dañarlos. Se respetan a sí mismos y desean lograr sus objetivos.
• Se sienten aptos y confiados.
• Conocen su fortaleza y están motivados a trabajar para alcanzar sus metas.
• Se sienten queridos y no cederán a las presiones del medio para lograr aprobación.
• Conocen, respetan y saben expresar sus sentimientos”.
Del artículo “La Autoestima, antídoto contra las adicciones” por Psic. Daniel Rocha Ortiz, extraído de la Revista LiberAddictus.

UNAM Ced. Prof. 1467928‏

Temas Relacionados