Muchas veces hemos escuchado hablar de la autoestima pero ¿cómo podemos desarrollarla en el día a día?

    • Identifica la forma en cómo te hablas a ti mismo, en especial cuando cometes algún error
    • Si te equivocaste no seas duro contigo mismo, recuerda que todos cometemos errores
    • Cambia tus expresiones como “siempre es lo mismo contigo”, “no puedes”, “eres un tonto (a)… por “yo puedo”, “se vale equivocarse”, “no tengo que ser perfecto”
    • Cumple con tus deberes en tiempo y forma (tarea, trabajo compromisos), ya que esto proporciona satisfacción y la satisfacción genera bienestar
    • ¡Practícalas!  Y verás cómo incrementa tu autoestima!

 

UNAM Ced. Prof. 1467928‏