El uso de alcohol en edades tempranas afecta el control de impulsos a edades más adultas. Esto debido a la afectación que el consumo crónico de alcohol ocasiona en la corteza prefrontal (http://bit.ly/SxdKDg), encargada del juicio y de la toma de decisiones entre otras funciones.

Y si bien la adicción puede ser considerada un problema de control de impulsos, el riesgo para quien consume drogas, incluyendo el alcohol, a edades tempranas es aún mayor. Conócelo a través de este link: http://bit.ly/YTEReX

UNAM Ced. Prof. 1467928‏