Actualmente existe en el mercado estadounidense un producto llamado “Vapshot”, que convierte el alcohol en humo para poder inhalarse, y cuyo propósito es intoxicarse de forma más rápida y sin beber.

El doctor Samir Zakhari, del Instituto Nacional sobre el Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA), reportó que el riesgo de inhalar alcohol es mayor al pasar con mayor velocidad a través de los vasos sanguíneos de los pulmones a la sangre, llevándola directamente al cerebro, donde se concentra el alcohol. El alcohol vaporizado también podría dañar los pulmones, afectando su capacidad para absorber oxígeno, además de dañar las células pulmonares responsables de la expulsión de partículas de polvo.

¡Así que ya lo sabes, no te dejes engañar por esta nueva y riesgosa forma de consumir alcohol!

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×