El consumo crónico de marihuana suprime reacciones inmunológicas, es decir, interfiere en la función de los linfocitos (células que protegen al organismo) produciendo infecciones diversas repetitivas, con un mayor riesgo de generar cáncer.

Por otro lado inhibe la síntesis intracelular, bloqueando la absorción de nutrientes en el organismo.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×