Que un joven quiera irse de su casa por consumir drogas, incluyendo el alcohol, no es algo que ocurra de un día para otro. Es un proceso que si se detecta a tiempo puede evitarse.

Por lo general, creen que podrán solucionar sus conflictos por medio de las drogas, consumen más y esto ocasiona que los problemas familiares aumenten al punto de abandonar el hogar. La adicción promueve que se vuelvan niños de la calle, exponiéndose a mayores riesgos por no tener una red de apoyo confiable.

Si tú o un familiar requiere de apoyo y orientación te invitamos a escribirnos al siguiente link: http://bit.ly/1k3SEXd

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×