Aunque no existe como tal la adicción al celular o a los aparatos tecnológicos actuales, sí existen personas que al destinar tanto tiempo a los mismos afectan sus relaciones interpersonales o laborales.

El celular que pareciera acercar a las personas lejanas, en realidad aleja a las cercanas. No es raro observar a papás que por estar en el celular no atienden a sus hijos, o que incluso para “entretenerlos” se los prestan para que jueguen. Como sugerencia te invitamos a tratar de usarlos lo menos posible cuando estés con ellos. Recuerda que la cercanía y presencia de los padres es un factor que protege a los hijos de las adicciones.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×