El consumo de cocaína provoca que los vasos sanguíneos se estrechen, restringiendo el flujo de la sangre. Esto causa que el corazón trabaje más fuerte para bombear la sangre por el cuerpo.

Cuando trabaja más duro, se aceleran los latidos cardíacos y puede perder temporalmente su ritmo natural. Lo anterior es llamado fibrilación y es muy peligroso porque se detiene el flujo de sangre en el cuerpo.
¡Elige proteger a tu corazón, recuerda que es tu fuente de vida!

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×