El consumo de cualquier droga durante el embarazo puede ser muy peligroso tanto para el bebé como para la madre. Específicamente con la cocaína existe un elevado riesgo de aborto o de muerte fetal intrauterina. En el nacimiento, hay una tendencia a que el bebé nazca con menor peso y/o con inmadurez cerebral. Puede haber hasta un 15% de probabilidad de muerte súbita en el recién nacido.

Por eso la importancia de pedir ayuda cuando una persona, en este caso una mujer, padece adicción. Si necesitas ayuda, búscanos en http://bit.ly/1qVO67N

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×