Dicen que nuestro espacio ya sea nuestra casa, lugar de trabajo o nuestra habitación es un reflejo de nuestro espacio interno. ¿Cómo está el tuyo?

Pensamos que sólo los adolescentes tienen un cuarto desordenado, pero muchos adultos también. Cuando existe algo en nuestro interior que no estamos atendiendo, éste puede reflejarse en el desorden que tengamos en nuestros espacios y si no “arreglamos” el desorden interno, podemos acostumbrarnos a vivir de forma desordenada, perdiendo cosas y dejando que otras se acumulen.
Recuerda que cuidarnos a nosotros mismos implica también construirnos espacios agradables y ordenados donde estar. Si necesitas de apoyo u orientación te invitamos a dar clic en el siguiente link: http://bit.ly/1k3SEXd

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×