Después de que la persona con adicción lleva un tiempo en recuperación sin consumir la sustancia, puede que tanto él como su familia se confíen y le den demasiada importancia a este primer cambio, creyendo erróneamente que ya no necesitan ayuda.

La dependencia es una enfermedad crónica, que al igual que la diabetes requiere de un cuidado constante para evitar caer en antiguos comportamientos. Creer que la abstinencia es la solución, es un error, ésta tan sólo es el primer paso en el proceso de recuperación.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×