La adicción al juego es una conducta problemática, persistente y recurrente, que afecta a la persona y sus familiares. Puede identificarse a partir de las siguientes señales:

 

 

o Se ausenta por períodos prolongados sin poder justificarlos
o Suspende sus responsabilidades escolares, laborales, con los hijos, con la pareja y en el hogar
o Hace promesas y pide nuevas oportunidades, las cuales es incapaz de cumplir cuando se vuelve a poner en situaciones de juego
o Se endeuda con tarjetas de crédito, pide dinero prestado o toma dinero ajeno para jugar o saldar deudas contraídas por el juego

Es importante reconocer el problema y pedir ayuda, recuerda que es una adicción que va más allá del control de la persona. Es necesaria la intervención de un especialista a fin de interrumpir la conducta. Si requieres de más información o de apoyo, te invitamos a escribirnos al siguiente link: http://bit.ly/1qVO67N

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×