En la adicción, tanto para la persona que consume, como para quienes le rodean, puede que la culpa sea un escudo para evitar responsabilizarse de sí mismo y de sus acciones.
 
La persona con adicción podrá decir…”por tu culpa bebo o me drogo” y la pareja o familiar dirá “por tu culpa me siento así”. La recuperación ya sea de uno o de los dos, promueve el desprendimiento emocional para ayudarles a hacerse responsables de sus propias emociones, decisiones y acciones.
 
Si conoces a alguien o tú mismo te identificaste con esta descripción, te invitamos a comunicarte con nosotros al 56813011/ 01800-0070-200 o haz clic aquí

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×