La posibilidad de disfrazar nuestros sentimientos son muchas. Ansiedad, depresión, comer en exceso, insomnio, dormir más de la cuenta, presión alta, trabajo excesivo, estar constantemente enfermo, estar siempre cansado…la lista puede ser interminable. Estas conductas no sólo lastiman a quien las vive, sino también interfieren en sus relaciones con los demás.

La recuperación implica cambiar este patrón para tolerar y manejar las emociones, recuerda que la adicción es también una enfermedad emocional que requiere de un tratamiento integral. Si necesitas de apoyo u orientación te invitamos a dar clic en el siguiente link: http://bit.ly/1k3SEXd

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×