¿Puedes imaginar cómo sería tu vida, si no te importara comer o dormir? En la dependencia a las drogas, como el alcohol, esto es lo que ocurre. Consumir la droga se vuelve más importante que comer, dormir o mantener la higiene básica para el arreglo personal.

La persona al tener una dependencia, no puede controlar el consumo de la sustancia, dejando en segundo plano las necesidades básicas de alimentación y descanso. Esto pone en riesgo su salud física y emocional. Es en este momento cuando se requiere de una intervención especializada para detener el consumo y rehabilitar el cuerpo, además de un apoyo psicológico que le ayude a manejar su adicción. http://bit.ly/1qVO67N

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×