En el momento en que el juego comienza a interferir de una manera negativa en los diversos ámbitos del jugador, tales como el económico, social, laboral, familiar y espiritual, podríamos decir que existe un problema de ludopatía.

Al igual que la adicción, ésta también afecta a los familiares de quien la padece, por ejemplo el patrimonio familiar se puede ver afectado debido a las apuestas, pasando del ahorro al endeudamiento. De la misma forma la persona puede empezar a delinquir con conductas de robo, abuso de confianza y fraude.

La ludopatía requiere de un tratamiento especializado e integral, que incluya al paciente y su familia. Si necesitas apoyo u orientación te invitamos a dar clic en el siguiente link: http://bit.ly/1k3SEXd

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×