Durante mucho tiempo, el azúcar se ha considerado un “sustituto” inofensivo de las drogas y el alcohol, en especial cuando se está durante el síndrome de abstinencia.

El riesgo es que al igual que con las sustancias, también se empiece a abusar del azúcar y de los productos altos en ella. Por ello es importante que en la medida de lo posible el tratamiento incluya estrategias para el manejo de la ansiedad, y evitar abusar de la comida, especialmente del azúcar. Si necesitas de apoyo u orientación te invitamos a dar clic en el siguiente link: http://bit.ly/1k3SEXd

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×