En dosis altas, el éxtasis puede alterar la capacidad del organismo de regular la temperatura. En ocasiones éste puede producir un aumento corporal (hipertermia), llegando hasta los 39º. Y está asociado progresivamente a una detención del sudor, calambres, alteración del estado mental, incontinencia urinaria, y puede terminar en paro cardiorrespiratorio.

Éste es uno de los mayores riesgos reportados en las muertes por éxtasis, incluso con un primer consumo, entonces ¿para qué arriesgarse?

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×