Una de las pérdidas que produce la adicción, además de la salud física y emocional, económicas y familiares, son las pérdidas que a nivel laboral se originan.

La mayoría de los consumidores excesivos de alcohol y otras drogas pierden sus empleos como consecuencia de su adicción. Oportunidades laborales que pudieron implicar un crecimiento profesional y personal. Aquellos sueños que alguna vez imaginaron para su futuro se pierden por la dependencia. Algunos, miran atrás con arrepentimiento, otros no son conscientes de lo que perdieron. Sin embargo en la recuperación, más allá del tiempo perdido, importa el tiempo que se puede recuperar al vivir en sobriedad.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×