Los analgésicos son medicamentos sumamente fuertes para el control del dolor, pero deben ser tomados bajo estricta vigilancia médica. Cuando se usan indebidamente, pueden causar adicción ya que actúan en las mismas partes del cerebro que la heroína (http://bit.ly/1vR4eds).”

Nora D. Volkow, M.D., Directora del National Intitute on Drug Abuse (NIDA, por sus siglas en inglés).

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×