El principal componente químico del tabaco es la nicotina, sustancia farmacológicamente activa de doble efecto, estimulante y sedante. La forma más frecuente de administración es fumada, pues a través de la absorción por los bronquios, alcanza niveles suficientes para atravesar la barrera hematoencefálica, y llegar al cerebro, para estimular la vía dopaminérgica, en pocos segundos.
Esto genera un mayor deseo de consumo, que aumenta la probabilidad de generar una adicción. Si deseas conocer sobre los efectos de la nicotina, compartimos contigo esta información: http://bit.ly/1p603mB

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×