Las personas que empiezan a abusar de alguna droga, como el alcohol pueden empezar a cambiar su forma de ser. Puede ocurrir que en un principio eran personas amables, y ahora tiendan a ser agresivas o a irritarse fácilmente. Si antes eran sociables, puede que comiencen a aislarse o viceversa.

Si antes su familia y trabajo eran su prioridad, ahora pareciera no importarles. La adicción genera cambios en el cerebro modificando la personalidad de quien consume, afectando sus relaciones con sus seres queridos y sus actividades cotidianas.

La adicción puede llegar a transformar por completo a las personas, haciéndolas en ocasiones irreconocibles. ¡Elige seguir siendo tú mismo! evita el consumo de drogas incluyendo el alcohol.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×