La adicción es una enfermedad multifactorial que también afecta las emociones. La conducta de la persona dependiente no tiene lógica, es confusa. Sus emociones arrasan como un huracán con todo lo que está en su camino.

Sin embargo como en un huracán los familiares, padres, esposos, hijos, etc, tienen la opción de colocarse en un lugar seguro para protegerse. Ese lugar está en la ayuda especializada y en los grupos de ayuda mutua, pues si bien no se puede controlar la magnitud del huracán, sí se pueden aprender y adquirir herramientas para protegerse del mismo. Si necesitas de apoyo u orientación te invitamos a dar clic aquí: http://bit.ly/1rH3dSN

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×