En ocasiones las personas que inician su proceso de rehabilitación y que han dejado de consumir drogas, incluyendo el alcohol, pueden sentirse constantemente enojados e irritados. Esto porque para ellos implica reaprender a vivir sin el consumo, además de que es probable que su cerebro se encuentre sensible por la abstinencia.

Puede que incluso extrañen el consumo; apegarse totalmente a la recuperación es el recurso que les ayuda día tras día a mantenerse sin consumir.

¡La información fomenta la comprensión!, por eso te invitamos a seguir informándote en: http://bit.ly/1h3nmPZ

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×