Desintoxicar al organismo de la sustancia a la cual sé es adicto es un proceso que requiere de atención médica especializada. Pero también es necesario advertir al paciente cuáles serán los síntomas que presentará a fin de poder sobrellevarlos.

En la desintoxicación, el cerebro dañado al carecer de la sustancia a la que está “acostumbrado”, responde con síntomas como náuseas, temblores, agitación e incluso como sucede en el alcohol con delirio. De igual forma a nivel emocional puede presentarse depresión, hipersomnia o insomnio, fatiga, irritabilidad, agitación, entre otros.
Entender este proceso le permite al paciente y a su familia iniciar el camino a la recuperación.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×