Muchas personas que ahora padecen una adicción, iniciaron con un consumo recreativo, pensando que al hacerlo de forma esporádica no corrían ningún riesgo.

Creer que sólo por diversión se consume, lleva a tener una baja percepción de riesgo sobre los efectos físicos y emocionales de las drogas, incluyendo el alcohol. Quitando importancia a los riesgos derivados del consumo que, al no ser diario, no se percibe como peligroso, pero que en muchos de los casos se convirtió en adicción.

No te arriesgues, elige formas saludables de divertirte para evitar pasar de lo recreativo a lo adictivo.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×