“Tomar la responsabilidad económica de nosotros mismos es parte de la recuperación. Muchos de nosotros nos encontramos en duras situaciones económicas por una variedad de razones. Empieza donde estás, con lo que tienes. Al igual que pasa con otras cosas, la aceptación y la gratitud convierten en más lo que tenemos. No hagas cheques hasta que tengas el dinero en el banco. No te gastes el dinero hasta que lo tengas en la mano. Si hay muy poco dinero para sobrevivir, usa los recursos adecuados de que disponemos.

Fija metas. Cree que mereces lo mejor, económicamente. Cree que Dios se preocupa de tu economía. Deja ir tu miedo y confía”.

Tomado del libro  “El Lenguaje del Adiós” de Melody Beattie.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×