Ésta puede ser la respuesta de una persona con adicción al sentirse amenazada o atacada ante la preocupación por su consumo, de un ser querido.

Y aunque es una realidad que sólo la persona que abusa de las drogas, es responsable de su consumo, éste no sólo tiene repercusiones en él, en su cuerpo o en sus emociones; sino que afecta también a quienes le rodean. Puede creer erróneamente que sólo se hace daño a sí mismo, pero no es cierto. La adicción es una enfermedad que también afecta a la familia y por lo cual también necesita ayuda.
Quizás antes de pensar que sólo te afectas a ti con tu consumo, puedes preguntarle a tu familia si piensa lo mismo.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×