Parece que te encanta hacerme enojar” Esta frase puede ser común en los padres de los adolescentes quienes ante las reacciones de su hijo, consideran erróneamente que es personal.

Todo lo que éste hace es para “molestarlos”. Muchas veces los jóvenes no tienen como objetivo fastidiar a nadie, pero están viviendo una etapa de sus vidas en la que necesitan una dosis de rebeldía; y cuestionar la autoridad, es una de las características naturales del proceso de maduración. Si como padre consigues ver las reacciones de tus hijos bajo esta perspectiva es mucho más sencillo que sientas más tolerancia hacia sus acciones.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×