La adrenalina también es conocida como epinefrina, la producen las glándulas suprarrenales y cuando se segrega dilata los conductos del aire, aumenta el ritmo cardiaco y nos da grandes niveles de energía.

Esta sensación de bienestar y energía, para ciertas personas puede ser muy atractiva, ya que buscan actividades que les implique estar al límite, para aumentar la adrenalina. El riesgo es condicionar a nuestro cerebro a experimentar esos niveles de adrenalina para poder disfrutar de la vida, cuando de forma poco riesgosa podemos disfrutar y producir adrenalina todos los días, como cuando realizamos ejercicio (http://bit.ly/1vj4aUd).

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×