Erróneamente podemos pensar que una persona con dependencia es aquella que es joven y no tiene a su cargo una familia, o que es un adulto con hijos adolescentes.

Sin embargo en la actualidad, muchas parejas jóvenes que están iniciando su familia, se encuentran viviendo la adicción de uno de los dos. Pareciera que el no ser aún responsables de un hijo les permite aumentar su consumo y “disfrutar” antes de que lleguen los hijos. Pero con este pensamiento desgastan su relación de pareja y en ocasiones su matrimonio.

Recuerda que la adicción no es cuestión de edad, es una enfermedad que puede afectar a cualquier persona y requiere de apoyo y orientación para manejarla.

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×