Muchos padres de familia, por temor o falta de información, eligen no tocar el tema de las drogas y el alcohol con sus hijos. Creen que con lo que aprenden en la escuela es suficiente y esto es totalmente falso.

 

Los padres necesitan preguntarles a los hijos, en especial a los futuros adolescentes, su opinión respecto a las drogas. ¿Qué saben? ¿Por qué creen que alguien se drogue? Escuchar con atención sin interrumpir y después emitir una opinión y postura firme, es una buena opción. Esto contribuye a generar una “puerta de entrada” natural para tratar temas relacionados con las sustancias adictivas incluido el alcohol.

 

¡Inténtalo!

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×