Esta frase es utilizada por los miembros de los grupos de ayuda mutua para referirse a creer en un Poder Superior a ellos mismos, que va más allá de una religión. El creer en él, les ayuda a obtener confianza y fortaleza en su recuperación. Reconociendo su presencia en especial en los momentos difíciles.

Y aún más allá de tener una dependencia o no, creer puede brindar esperanza y consuelo. Si perteneces a un grupo de ayuda mutua y tienes un Poder Superior ¡comparte tu experiencia con nosotros!

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×