Cuando una persona elige la recuperación para enfrentar su problema de adicción puede en un inicio hacerlo por sus seres queridos como hijos o esposa. Sin embargo descubre que antes de realizarlo por otras personas, el compromiso debe de iniciar consigo mismo.

Es decir, reparar el daño y perdonarse primero para después poder hacerlo con sus familiares, de lo contrario existe el riesgo de que la recuperación se convierta en un “debo” por los demás en vez de un “quiero” por mí mismo. Si necesitas de apoyo u orientación te invitamos a dar clic en el siguiente link: http://bit.ly/1k3SEXd

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×