Un hijo de una familia con alcoholismo una vez describió: “Me siento como bola de ping pong, de un lado a otro, en un lado de la mesa está mi papá y del otro mi mamá”. En una familia con adicción en ocasiones lo padres, sin darse cuenta, utilizan a sus hijos como mensajeros para comunicarse entre ellos.

Los hijos necesitan que sus papás solucionen sus problemas como padres y pareja sin involucrarlos a ellos, ya que al final sólo quedan confundidos y resentidos con ambos.

Recuerda que ellos quieren amar y entender a los dos, pero condicionarlos a elegir a uno de los padres les genera culpa y dolor. Por esto es necesario informarse y solicitar ayuda, recuerda que la adicción es una enfermedad familiar que requiere de apoyo especializado. http://bit.ly/1rH3dSN

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×