A muchas de las personas con adicción les gustaría ser bebedores sociales. Emplean mucho tiempo y esfuerzo tratando de controlarse para beber como las demás personas. Beben sólo los fines de semana o cierto tipo de bebida, pero difícilmente logran parar cuando lo desean. Terminan alcoholizándose aun cuando se habían propuesto no hacerlo, a esto se le llama compulsión”.

La compulsión es un componente de la enfermedad de la adicción que refuerza la necesidad de pedir ayuda. http://bit.ly/1rH3dSN

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×