Muchos de nosotros por el deseo de permanecer diez minutos más en la cama, ignoramos al despertador provocando que se nos haga tarde. Esto implica salir de casa con prisa, de mal humor o angustiados.

La decisión de descansar un tiempo más, en realidad puede producir que empecemos el día apurados y enojados. ¿Si mejor eliges cuidarte a ti mismo de estas emociones? Respetar tu tiempo es una medida de autocuidado que te protege de la ansiedad y promueve un bienestar físico y emocional.
¿Qué dices? ¡Inténtalo!

Artículos Relacionados

Teléfonos

5681 3011

(01) 800 0070 200

×